Please assign a menu to the primary menu location under menu

El Super Bowl, también conocido en la lengua española como Súper Tazón, es una de las competencias deportivas más importantes del fútbol americano. Una forma de entender y acercarse a este espectáculo deportivo es a través de la comprensión de las cifras millonarias que mueve esta competición, y algunas son tan curiosas como sorprendentes.

Por ejemplo, a la hora de realizar un anuncio publicitario en la transmisión del Super Bowl, tienes que tener en cuenta que 30 segundos de anuncios parten desde los 5 millones de dólares. Así que si pensabas hacer promoción de tus productos en una transmisión que llega a millones de personas, ve pensando cómo optimizar el tiempo y reuniendo el dinero para pagar el tiempo en el aire.

A través de un análisis realizado por la empresa de encuestas y trabajos estadísticos Rebold, el domingo en que se jugó el Super Bowl 2019, se vendieron alrededor de 1.300 millones de dólares en cerveza, otros 979 millones en bebidas de refresco 597 millones de dólares en vino. Si alguien aún hoy piensa discutir que los grandes eventos deportivos no son una forma de hacer negocios, es que no ha estado mirando correctamente lo que dicen las cifras.

Pero el público estadounidense no solamente bebe mientras mira un partido de fútbol americano, también come, y mucho. Los gastos en los alimentos más populares dentro de la comida ‘chatarra’ incluyen gastos por más de 278 millones de dólares en patatas fritas, 80 millones en alitas de pollo, 224 millones de dólares para nachos y 198 millones en pizza. En definitiva, comida en cantidad para hacer de la celebración deportiva un verdadero espectáculo para todo ese público que desde la comodidad del hogar seguirá a los grandes jugadores que se convertirán en estrellas y cautivarán la atención de los espectadores por algunas horas.

En materia comparativa, el Super Bowl ha detenido su crecimiento en alcance de nuevos espectadores. Sin embargo, esto no se ha notado tanto en los precios comparativos de los anuncios. En la edición 2018, el anuncio más costoso fue de 5,24 millones de euros, mientras que la media para 2019 fue de 5 millones de euros por anuncios de 30 segundos, y el más costoso desembolsó 5,30 millones.

Los precios en 2019 han detenido su ascenso, una buena noticia para el bolsillo de los estadounidenses y de todos aquellos que disfrutan del deporte. Mientras que en la última década la tendencia a la alza de precios era incontrolable, finalmente se detuvo en 2019. Cabe destacar que las cifras que hoy se manejan están muy lejos de las históricas, como explicaban al comparar el anuncio de 30 segundos del primer Super Bowl allá por 1967, que costaba  40.000 dólares. El precio desde entonces ha subido en valor 131 veces.

En 2015 se alcanzó la cifra récord de espectadores del Super Bowl, fueron 114,4 millones de personas sintonizando el partido más importante del año para el fútbol americano. Desde entonces la cifra ha ido en caída, y en 2019 la televisión por cable alcanzó a 98.2 millones de personas. Sin embargo, los desarrolladores no están asustados ya que cerca de 2.6 millones de personas vieron el partido a través de la plataforma online, así que los números sumados vuelven a mostrar que poco más de 100 millones de personas siguen interesadas por la gran final del fútbol americano en los Estados Unidos.

Las cifras de los premios para los ganadores del Super Bowl también dejan la boca abierta. Por ejemplo, cada jugador del equipo que se alce con el trofeo se llevará 118.000 dólares, y para los que salgan en segundo puesto habrá 59.000 dólares. La cifra aumentó levemente respeto de 2018, cuando los jugadores ganadores recibieron 112.000 y los subcampeones 56.000. Sin embargo, son cifras enormes que dan a entender la gran cantidad de dinero que moviliza uno de los eventos deportivos más importantes de los Estados Unidos, y lo más visto de la pantalla en el año.

100 millones de espectadores esperando, no solamente el partido, sino también los espectáculos artísticos de medio tiempo como el de Maroon 5 dan cuenta de un espectáculo que se va adaptando a las nuevas tecnologías y ofreciendo a espectadores, empresarios y marcas, una pasarela indiscutida para promocionarse.

Leave a Response